Hombre competente

En literatura, el hombre competente o mujer competente es un carácter de la reserva quien puede hacer algo perfectamente, o al menos expone una muy amplia gama de capacidades y conocimiento, haciéndole una forma de erudito. Mientras no los primeros para usar tal tipo de carácter, los héroes (y heroínas) de la ficción de Robert A. Heinlein son hombres/mujeres generalmente competentes (con Jubal Harshaw que es un ejemplo principal), y uno de los personajes de Heinlein Lazarus Long da un resumen bueno de requisitos:

: "Un ser humano debería ser capaz de cambiar un pañal, planear una invasión, matar un cerdo, conn un barco, diseñar un edificio, escribir un soneto, equilibrar cuentas, construir una pared, poner un hueso, consolar morir, tomar pedidos, dar pedidos, cooperar, acto solo, solucionar ecuaciones, analizar un nuevo problema, lanzar el abono, programar un ordenador, cocinar una comida sabrosa, luchar eficazmente, morir galantemente. La especialización es para insectos."

:— Robert Heinlein, tiempo bastante para amor

El hombre competente, más a menudo que no, se escribe sin explicar cómo consiguió su amplia gama de habilidades y capacidades, especialmente como la maestría verdadera típicamente sugiere la experiencia práctica en vez de aprender a través de libros o educación formalizada sola. Mientras no inverosímil con el más viejo o excepcionalmente largo vivió caracteres, cuando tales caracteres son jóvenes a menudo no suficientemente se explica en cuanto a cómo adquirieron tantas habilidades en una edad temprana. Sería fácil para un lector formar la impresión que el hombre competente es sólo básicamente una clase superior del ser humano.

Muchos caracteres del libro de cómics no superimpulsados se escriben como caracteres hipercompetentes debido a la percepción que simplemente se considerarían underpowered por otra parte. Batman, por ejemplo, típicamente se representa como un miembro de la Liga de Justicia de América junto al Superhombre, Wonder Woman, y Linterna de Green, todos de los que se superimpulsan mientras carece de poderes sobrehumanos de cualquier clase. Como consiguiente, a pesar de su pintura original como un vigilante, las pinturas modernas de Batman le retratan como habiendo conseguido la posibilidad máxima y humana en todas las cosas físicas e intelectuales. El mismo tratamiento se ha aplicado a Lex Luthor, que siempre ha sido el enemigo mortal del Superhombre a pesar de la carencia total del former de poderes sobrehumanos.

Ejemplos



Buscar